Explora Argentina, un país de contrastes

Descubre los destinos más exóticos de Argentina de la mano de Smart Travel Planet

imagen-Explora Argentina, un país de contrastes

Paisajes legendarios, naturaleza, excelente gastronomía y mucho más acompañan al turista desde su llegada hasta el regreso. Desde su punto más septentrional al más austral, la República Argentina presenta más de 5 mil kilómetros de recorrido. Este marco imponente le brinda al turista la posibilidad de vivir todo tipo de emociones y experiencias que difícilmente olvidará. La oferta turística argentina cuenta con numerosas variantes para disfrutar durante cualquier parte del año. Aquel que visite estas tierras australes podrá disfrutar los cuatro climas, contemplar la magnitud de sus montañas, visitar las costas y vivir la naturaleza de sus grandes parques nacionales, entre otras actividades. Todo esto, acompañado por la calidez de su gente. 

BUENOS AIRES

La gran ciudad. Principal centro económico y social del país. La capital argentina asoma con un sinfín de posibilidades para todos los que viven o llegan hasta aquí. Con el Obelisco como eje neurálgico, cada rincón posee sus propias características. Entre sus lugares más emblemáticos aparecen la Plaza de Mayo y sus alrededores, San Telmo, el pintoresco barrio de La Boca, Palermo – con sus bosques, sus bares y actividad comercial – y el moderno y lujoso Puerto Madero. A la hora de buscar un sitio para comer, indudablemente, las parrillas porteñas están en primer plano. El clásico bife de chorizo o la tira de asado pueden ser encontrados en cualquier esquina de la capital argentina. Al igual que el Tango, sello insignia de la ciudad. Esta danza típica y pasional enamora a los turistas y enorgullece a los argentinos.

Una característica que ha acompañado a Buenos Aires a lo largo de su historia es el nivel cultural que ostenta, que la transforma en una auténtica modelo en Latinoamérica. Su amplia oferta de teatros y librerías puede competir con cualquier otra gran ciudad del mundo, e incluso, superarla. Por la glamorosa avenida Corrientes se ven abundantes marquesinas que invitan a ver una y otra obra teatral. En relación a la cultura, la capital argentina es un referente en materia de Turismo Educativo. Tras la llegada del Papa Francisco al Vaticano, el Turismo religioso se ha potenciado en todo el territorio argentino. En Buenos Aires, una de las grandes actividades relativas al segmento es el Circuito Papal. El recorrido pasa por Flores, barrio natal del Papa, y otros puntos de la ciudad. Cruzando la circunvalación denominada General Paz, la Provincia de Buenos Aires abre sus puertas a todos aquellos que deseen explorar sus extensas propuestas. Buenos Aires también es reconocida mundialmente por la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas transgénero (LGBT). Nuestro país es líder en América Latina y uno de los cinco destinos más importantes dentro del Turismo LGBT. 


CÓRDOBA

El centro del país y uno de los más destacados puntos turísticos. Sus sierras y ríos característicos le dan una impronta especial a una provincia, por demás, especial. La ciudad capital homónima es uno de los centros urbanos más importantes del país, con una actividad industrial en permanente crecimiento. En sus calles, se guardan recuerdos de la época jesuita y además es cuna de la educación argentina, ya que aquí se estableció la primera universidad del país, en 1613. Cabe señalar que en la capital cordobesa se realizó el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española 2019 y la propia Universidad Nacional de Córdoba fue coordinadora académica del mismo. Lugares como Traslasierra y los Valles de Punilla y Calamuchita, entre otras regiones cordobesas, son muy recomendables para vivir de cerca la naturaleza de sus ríos y un clima de paz absoluta. 

NORTE

Colorida, con la marca indeleble de los pueblos originarios, la región norteña es un paso obligado por Argentina. La Rioja, Santiago del Estero, Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy son las seis provincias que componen esta porción única, con hitos, como la Quebrada de Humahuaca – reconocida Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En la Quebrada y en zonas aledañas emergen pueblos legendarios, como Purmamarca – reposado junto al Cerro de los Siete Colores – y Tilcara – con el famoso Pucará. Esta región emblemática es riquísima en cuanto a paisajes y caminos. Las Cuestas de Miranda en La Rioja, del Portezuelo en Catamarca, del Obispo en Salta y de Lipán en Jujuy, o el trayecto de los Valles Calchaquíes en Tucumán dan fe de la magnificencia del lugar. Lo mismo sucede con las Salinas Grandes, un desierto de sal que emociona con sólo presenciar su grandilocuencia. Si se pretende viajar en altura, nada mejor que el Tren a las Nubes, en Salta. Al pasar por el Viaducto La Polvorilla, los pasajeros comprenderán la magia de estar a más de 4 mil metros de altura. También existe espacio para el relax y el descanso. Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero, es el principal centro termal del país y uno de los destinos que más ha crecido en los últimos años. La gastronomía representa un capítulo aparte por la tradición que acompaña a sus productos. Tamales, Humita en Chala, las clásicas Empanadas, Carbonada, Locro, Chicharrón con grasa y el Dulce Cayote conforman algunas de las opciones culinarias. Todo puede ir acompañado por un exquisito Torrontés salteño o Bonarda riojano. 

CUYO

Donde nace el sol y el vino. Mendoza, San Juan y San Luis le proponen al turista una vida de tranquilidad, clima saludable y lujo. Aquí se puede degustar el mejor Malbec del mundo – que nace en los terruños mendocinos – junto al cerro Aconcagua de fondo y una sofisticada oferta hotelera y gastronómica. El Valle de Uco, entre otras zonas distinguidas, es sinónimo de vinos y buen vivir. Pero no sólo es Malbec. El Syrah sanjuanino también es una de las grandes especialidades vitivinícolas cuyanas. Y para comer, la Mazamorra o el Chivo a la Chanfaina, en San Luis, son imperdibles delicias. Cuyo es una zona ideal para practicar Turismo de Aventura. Rafting por el río Jáchal, canopy en San Rafael, rappel en las Sierras de los Comechingones, y muchas otras actividades se alistan en cualquiera de las tres provincias. Y no se puede olvidar el Cerro Aconcagua. Con una altura que roza los 7 mil metros, es el pico más alto de todo el continente americano. Llegar hasta la cima es un desafío supremo, que atrae a escaladores de todas partes del mundo. 

LITORAL

De la mano de Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones, la oferta es magnífica. Con las Cataratas del Iguazú – declaradas en 2011 como una de las Nuevas Siete Maravillas Naturales del Mundo – como bandera turística, esta región es rica también por otros grandes humedales, como los Esteros del Iberá en Corrientes – aquí se está llevando a cabo un Parque Ecoturístico –, o Bañado La Estrella, en Formosa. Uno de los secretos mejor guardado del país es El Impenetrable, en la provincia de Chaco. Vale la pena adentrarse en esta zona para conocer de fondo distintas comunidades nativas, sus bosques, los ríos Teuco y Bermejo, y la fauna típica. El yaguareté, una de las especies más representativas del país, se halla aquí. La historia también está muy presente en la región litoraleña. En Misiones se levantan las ruinas jesuíticas de San Ignacio Miní – Patrimonio de la Humanidad –, a 60 kilómetros de Posadas, capital misionera. Las ruinas son testimonios auténticos que reflejan la vida de los jesuitas en lo que, en su momento, fue el Virreinato del Río de la Plata. La imagen de sus muros es una clásica postal del Turismo Religioso en Argentina. 

PATAGONIA

Mágica y misteriosa. Desde La Pampa, pasando por Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, hasta Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Con distancias largas y un viento que acompaña a toda hora, el sur argentino es sinónimo de belleza natural. Así lo demuestra la majestuosidad del lago Nahuel Huapi en Bariloche, el lago Viedma en la zona de El Chaltén o los Parques Nacionales como Los Arrayanes y Los Alerces, por citar algunos ejemplos. Si se habla de Patagonia, una cita obligada es el Parque Nacional de Los Glaciares. Aquí, asoma el afamado Glaciar Perito Moreno, a 80 kilómetros de la ciudad de El Calafate. La espectacularidad de los paisajes, las navegaciones que permiten tomar postales de cerca y las actividades de Trekking sobre los hielos le dan un marco fascinante. En el lado opuesto a la montaña, el sector este de la Patagonia cuenta con más de 2 mil kilómetros de costa, que se caracteriza por los colores de sus aguas y la fauna marina. Precisamente, en la Península Valdés –Patrimonio de la Humanidad–, situada en la provincia de Chubut, se pueden apreciar de cerca especies como toninas, elefantes marinos y pingüinos, entre otras. Sin embargo, la estrella del lugar es la ballena franca austral. Muy cerca de la península, en la ciudad de Puerto Madryn, se llevan a cabo paseos en barco para realizar avistajes de las ballenas, que llegan hasta estas latitudes para reproducirse. Esta experiencia es una de las más requeridas tanto por el turismo nacional como extranjero. Más al sur de Chubut se encuentra Punta Tombo, conocida mundialmente por ser una de las mayores reservas de Pingüinos de Magallanes. El imperdible patagónico es Ushuaia, la ciudad del Fin del Mundo y capital de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. A más de 3 mil kilómetros de Buenos Aires, es el único centro urbano argentino de característica trasandina. Escoltada por el Canal Beagle, Ushuaia es la puerta para realizar cruceros por la Antártida. Hasta aquí llegan turistas de diferentes nacionalidades del mundo, ávidos de llevarse un recuerdo imborrable del continente blanco.

MÁS INFORMACIÓN / COTIZACIONES / RESERVAS: CLICK AQUÍ

Publicado por Guillermo Gil
Soy un apasionado del mundo del turismo en el que entré como profesional hace más de 18 años como agente de viajes corporativo y vacacional en la mayor red de agencias de España, trabajando como responsable de producto y contratación en individuales y grupos en un mayorista y tour operador. He puesto en marcha un receptivo boutique de alto nivel durante el año en el que viví en Tailandia y ya en Madrid he coordinado la creación y desarrollo de herramientas tecnológicas innovadoras aplicadas al sector. Con más de 50 países visitados siempre estoy a la búsqueda de nuevos destinos para mostrar a cualquier viajero los rincones más exóticos del mundo, sus gentes y la cultura local.